Tipos de aceite de oliva

La diferencia entre el aceite de oliva Extra virgen y el resto de aceites de oliva radica en la forma en que las aceitunas son procesadas. Para elaborar el aceite Extra Virgen, las aceitunas, inmediatamente tras su recolección, se someten a un proceso de presión en frio. El aceite que se extrae posee un menor grado de acidez, lo que le permite conservar un gran aroma y sabor. Es ideal para aliñar ensaladas, salsas o aderezar los platos. El aceite Carbonell Puro o Extra Light siguen un proceso añadido de filtración y purificación, haciendo que sean más resistentes a las altas temperaturas. Por tanto, estas dos variedades son  ideales para cocinar, asar o utilizar en parrillas. Además, Carbonell Extra Light  es el aceite ideal para disfrutar de los beneficios saludables del aceite de oliva sin que dé sabor a los platos.

En función de la legislación europea, el aceite de oliva se divide en 4 grados de calidad:

1.) Aceite de oliva Extra Virgen:

El aceite de oliva Extra Virgen es el aceite de mayor calidad ya que se obtiene directamente de la primera presión en frío. El nivel de acidez no debe exceder del 0,8%. Este aceite tiene un intenso sabor y un rico aroma y es perfecto para el uso en frío.
El grado de acidez de Carbonell Extra Virgen es del 0,6%.

2.) Aceite de oliva Virgen:

El aceite de oliva virgen es un aceite de calidad con un grado de acidez inferior al 2%.

3.) Aceite de oliva:

Esta variedad es conocida como “Aceite de oliva Puro” . Tiene un sabor y fragancia mas suaves ya que es una mezcla de aceite de oliva refinado y aceite de oliva Extra Virgen. Es ideal para usos en caliente como asados o parrillas. Tiene una acidez máxima del 3,3%.

4.) Aceite de Orujo:

Este aceite se extrae del hueso de la aceituna, no por presión si no por otros métodos. Es un aceite de baja calidad fruto del aceite refinado enriquecido con aceite virgen. Carbonell no vende este aceite de calidad inferior.

packshot warm
packshot cold